APLS: MEDICINA DE EMERGENCIAS PEDIATRICAS

Historia APLS

A finales de 1970, la Dra. Martha Bushore-Fallis, estaba trabajando con el Dr. Jerry Foster, MD en el Hospital de Niños de Columbus, Ohio, deseaban contactar médicos que estuvieran prestando atención de emergencia a niños, en un esfuerzo por establecer un diálogo, compartir preocupaciones, y establecer un  conjunto de acciones y metas comunes para la atención del paciente pediátrico.  Sus esfuerzos evolucionaron hasta llegar a la Academia Americana de Pediatría (AAP) Sección de Medicina de Emergencia. Y cuando la Dra. Bushore-Fallis se convirtió en la Presidenta de la Sección, la búsqueda de un curso para los médicos en este campo “nuevo” de la medicina de emergencia pediátrica se convirtió en su misión y su pasión.

Armada con un concepto, pero sin aval y sin financiación, por no hablar de la falta de guías de práctica clínica aceptadas para muchas condiciones críticas, la Dra. Bushore-Fallis y varios colegas comenzaron a trabajar en un manual basado en los cursos que había estado enseñando desde hace varios años. Cuando todos los capítulos se terminaron, y con el apoyo financiero de algunas fundaciones, los libros fueron impresos. Luego se presentó a la Academia Americana de Pediatría Comité de Atención Hospitalaria para su aprobación. Finalmente, el curso fue aprobado por la AAP y el Colegio Americano de Médicos de Emergencia (ACEP).

En 1983, los educadores de soporte vital pediátrico se dividieron en dos grupos. Un grupo se convirtió en el precursor de la Asociación Americana del Corazón (AHA), Subcomité de Reanimación Pediátrica, centrándose en el desarrollo del Curso Apoyo Vital Avanzado Pediátrico (PALS). El otro se estableció como el grupo de “reconocimiento de la condición y la estabilización crítica”, según el Dra. Bushore-Fallis-fue el precursor del Soporte Vital Pediátrico (SAF) Fuerza de Tarea Conjunta avanzada, ahora el Comité Directivo APLS, responsable del desarrollo del programa APLS.

El primer curso APLS se implementó en 1984, y muchos aspecto han cambiado desde que AAP y ACEP empezaron a colaborar en la primera edición de APLS. A través de los años, la dedicación y experiencia del equipo de trabajo y los miembros del comité, directores de curso, e instructores enriquecen continuamente el curso y los materiales relacionados. La primera edición fue publicada en 1989, una segunda edición en 1993, una tercera edición en 1998, y una cuarta edición en el año 2003, y la quinta edición el 2013, todos guiados por la Fuerza de Tarea Conjunta APLS, y todas se construyen sobre los cimientos puestos por la Dra. Brushore-Fallis y sus colegas. La quinta edición de APLS es la culminación del trabajo de casi 60 colaboradores.



¿Cómo puedo usar los materiales APLS?

Piense en APLS como un “plan de estudios”, un “cuerpo de conocimientos” Medicina pediátrica de urgencias. Sí, APLS cubre el reconocimiento inicial y el tratamiento de shock e insuficiencia respiratoria, pero además hace mucho más. En realidad, es el “paquete completo” de lo ue usted necesita aprender, la administración del curso APLS y lo que usted requiere enseñar-sobre diagnóstico y tratamiento de una amplia gama de lesiones y trastornos en pacientes pediátricos.



Estudio Independiente

Si usted sólo compra el manual de recursos para estudiante, APLS: Medicina de emergencias pediátricas, Quinta Edición, para estudio y revisión personal, usted aprenderá de algunos de los expertos en cuidados de urgencias pediátricas más conocidos. Lea los capítulos y evalúe su aprendizaje al responder las preguntas “revise su conocimiento” de la categoría I de educación, al final de cada capítulo.



En aumento la educación en medicina de urgencia

Profesores, directores y cuerpo docente de los programas de residencia, directores EMC, y otros educadores médicos –usted no necesita dirigir un curso “oficial” APLS para obtener ventaja de las herramientas de enseñanza APLS. Cualquier audiencia médica se beneficiará de la educación APLS.

¿Necesita enseñar a sus estudiantes, residentes o colegas sobre el manejo de vías aéreas pediátricas, trastornos cardiovasculares, o urgencias ortopédicas?

Los materiales son modulares –puede escoger uno, dos, tres o varios temas del plan de estudios, y entonces presentarlos ya sea mediante el formato de conferencias o de discusiones en grupos pequeños, y puede proporcionar a sus estudiantes el estupendo manual de recursos para su propia educación continua. El banco de imágenes y de cuadros también le permitirán personalizar y actualizar sus propias presentaciones. Las estaciones de destrezas prácticas incluyen instrucciones paso a paso, listas de equipamiento, y folletos para los estudiantes. En el paquete de herramientas, también encontrará un examen de 30 reactivos de opción múltiple.



APLS: Recursos de Medicina Pediátrica de Urgencia, Quinta Edición es un valioso recurso para los residentes de pediatría. Abarca una amplia gama de condiciones pediátricas y estudios de caso de la vida real, lo que hace más interesante el aprendizaje. Muchos de los temas que se cubren están entre los requisitos de formación de la residencia en pediatría:
Enfermedades agudas con episodios médicos, como meningitis, sepsis, deshidratación, neumonía, diarrea, insuficiencia renal, convulsiones, coma, hipotensión, hipertensión, y enfermedades respiratorias.
Problemas asociados con enfermedades crónicas, como cetoacidosis diabética, estado asmático, estado epiléptico, enfermedad cardiaca congénita, fibrosis quística y gastrointestinal, trastornos metabólicos y neurológicos.
Más de 90 procedimientos paso a paso, como intubación endotraqueal, colocación de catéteres intraóseo e intravenoso, colocación de catéteres umbilicales arterial y venoso, procedimientos torácicos, sedación consciente y manejo del dolor, técnicas quirúrgicas de vías aéreas, cuidado de heridas, suturas, férulas y fundición.
APLS: Recursos para Medicina Pediátrica de Urgencia, y el CD-ROM Paquete de herramientas para instructor son un sistema competo de enseñanza-aprendizaje que, con frecuencia, se usa de forma independiente del curso tradicional APLS que EMC dirige.



Cursos tradicionales APLS.

Uno de los objetivos del Comité Directivo APLS es proporcionar a los Directores de curso APLS la libertad de tomar las decisiones que mejor satisfagan sus necesidades. ¿Cuál es su formato preferido? ¿Qué funcionará mejor para el tamaño de su grupo de alumnos?



Usted puede decidir si desea presentar un módulo como una conferencia o discusiones en grupo pequeño.

¿Cuánto tiempo tiene usted, su personal docente, y sus estudiantes para pasar en el aula? Usted puede seguir el esquema recomendado de 2 días, o puede diseñar su propio curso con el plan de estudios APLS. Incluso, puede explorar la opción de un curso de 1 día con el autoestudio prescrito, diseñado para ayudar a reducir el tiempo y el costo de instrumentar un curso de varios días en el salón de clases. La terminación de cualquier curso da derecho a los alumnos a recibir la tarjeta de finalización de curso APLS, después de cumplir con los requisitos de la evaluación de conocimientos del curso APLS. Puede impartir cursos APLS a 10, 20, 50, 100 participantes, tantos estudiantes como sus recursos pueden apoyar.



Actualización del estatus de proveedor PALS con APLS

Información sobre la incorporación del AHA Pediatric Advanced Life Support (PALS) actualización dentro de la American Academy of Pediatrics (AAP)/American College of Emergency Physicians (ACEP) Advanced Pediatric Life Support (APLS) course.

Los directores de curso pueden ofrecer a sus estudiantes la oportunidad de actualizar su estatus de proveedor PALS. Las estaciones de enseñanza y evaluación del curso PALS pueden seguir incorporándose al plan de estudios que se recomienda para el esquema de curso APLS de 1 o 2 días.

Según lo aprobado por, el subcomité de reanimación pediátrica de la AHA en relación a los programas (ECC) Cardiac Care Emergencia, las tarjetas de finalización del curso APLS, podrán emitir la acreditación PALS, siempre que cumplan con los siguientes criterios:

  • Al menos un miembro facultado debe ser un instructor PALS.

  • El curso debe ser registrado como un curso de renovación proveedor PALS con un Centro de Entrenamiento AHA aprobado.

  • El instructor PALS debe administrar el post-test, el grado de las evidencias y, remediar acuerdo a los requerimientos de PALS, y presentar la lista requerida para el centro de formación de la AHA.

  • Los siguientes componentes deben ser añadidos al curso  APLS recomendado de 2 días, a fin de calificar para la opción renovación PALS:

  • Revisión de la ciencia general PALS (25 minutos)

  • Completar CPR pruebas de competencia (20 minutos)

  • Equipo de reanimación Concepto DVD (20 minutos)

  • PALS Core Testing Caso con  práctica y equipo individual tanto en falla cardiaca y respiratoria / Shock (60 minutos)

  • Materiales para la renovación de proveedores PALS (proveedor y los instructores manuales, presentaciones, y el examen escrito) se pueden comprar a través de un distribuidor autorizado de AHA.

 

Los estudiantes que deseen participar en el curso de renovación proveedor PALS deben haber completado con éxito el curso PALS, dentro de los últimos 2 años y tendrá que proporcionar su acreditación anterior

 

¿Quién debe tomar APLS?

Cualquier médico que trate pacientes pediátricos – pediatras, médicos familiares, médicos de urgencias- en realidad, cualquier médico en una oficina, instalaciones de atención de urgencias, hospitales, centros médicos, o servicios de urgencias, que pueda ser requerido para atender pacientes pediátricos.

Cualquier médico que ofrezca atención médica a poblaciones especiales o en comunidades, o en eventos que involucren niños.

Médicos en formación –residentes, internos o becarios que se espera valoren y traten oportunamente a bebés, niños pequeños, niños en edad escolar, y adolescentes.

Cualquier otro profesional de la salud que esté involucrado en el tratamiento de pacientes pediátricos, en especial en instalaciones de urgencias -enfermeras, asistentes médicos.

Cualquier médico que esté interesado en convertirse en director de curso APLS o miembro del cuerpo docente.